Skip to main content

adictos-juegoAdictos que no consumen



Adictos sin consumir

Aunque suene extraño, existen adictos que no consumen ninguna clase de sustancias dañinas. Los ludópatas también son considerados adictos. 

Se habla poco de aquellos adictos que no consumen nada, pero que son igual de dañinas. La ludopatía es una de ellas, en donde un adicto que no consume ninguna sustancia tiene de igual manera una enfermedad que le afecta en su día a día.

¿En que consiste la ludopatía?

Como toda adicción, la ludopatía es una enfermedad donde la persona no puede contener el impulso de jugar y apostar dinero. 

A diferencia de las otras enfermedades, en la ludopatía los adictos no consumen, sino que tiene una gran necesidad por jugar constantemente, apostando dinero en grandes cantidades u objetos de gran valor.

Se puede lograr un jugar apostando por simple diversión, no es un hecho que se vaya a desarrollar la ludopatía. Pero, al realizarse en lugares donde el jugador gana unas cuantas veces, este seguirá apostando, volviéndose adicto en el proceso. Aun cuando el ludópata deja de ganar, sigue jugando con la esperanza de recuperar su suerte. 

Adicción al juego 

Al igual que un adicto a alguna sustancia, en la ludopatía se presentan signos de codependencia al juego. Cuando no se juega con frecuencia, presenta síntomas de abstinencia igual de intensas a un alcohólico. Se siente calmado y sin depresión una vez que empieza a apostar y no encuentra una manera de detener esos impulsos.

¿Por qué ser ludópata es tan peligroso?

El juego donde lo que se busca es apostar está visto cómo algo sano y divertido para la sociedad. Son muchos los medios que normalizan el ser adictos que no consume. 

Al ser algo tan común y que se puede encontrar en varios puntos de una ciudad, no se logra detectar un problema hasta que es demasiado tarde. Por eso es tan peligroso ser un ludópata. Como no se habla de ello de una manera negativa, no se le da la suficiente atención a la enfermedad. 

¿Se puede tratar?

Como todas las adicciones, hay centros de rehabilitación para adictos que no consumen, ludópatas que quieren dejar de apostar toda su vida en un simple juego. 

Clínica La Esperanza es uno de esos lugares. Con las diferentes terapias con las que se cuentan, los expertos ayudan y guían al adicto a erradicar esas conductas que afectan en su vida, tanto económica como personal. 

 

Clínica La Esperanza brinda una atención personalizada y efectiva. Contáctanos o comunícate directamente a nuestra línea de atención las 24 horas al número (492) 180 9234.



¿Te fue útil este artículo?

0 / 5

Your page rank:

Leave a Reply

4921809234