Skip to main content



¿Cómo saber cuándo ya es una adicción?

Es importante identificar los comportamientos de un adicto para saber a lo que se tendrá que enfrentar la familia más adelante, y poder ayudarlo de la mejor manera posible. 

Cuando se inicia con el consumo de drogas o de alcohol, la persona suele tomar una personalidad en particular que es constante en todos los que padecen de esta enfermedad. 

Cinco características principales

Estos son los cinco comportamientos de un adicto que más se repiten en la personalidad:

1. Negación

Cuando se inicia en el mundo de las adicciones, uno de los comportamientos de un adicto más comunes y el que se suele presentar primero es el de la negación.  El adicto niega que tenga algún problema para controlar su consumo. No acepta que ya está comenzando a volverse una adicción.  Junto con la negación, está la minimización del problema, diciendo que no consumen lo suficiente para encontrarse en mal estado. 

2. Autoengaño

Otro comportamiento de un adicto es el autoengaño. En esta etapa, el adicto, antes de intentar engañar a alguien más con su enfermedad, se engaña a sí mismo. Se dice que sí puede dejar de tomar o de consumir alguna droga, se promete que no lo volverá a hacer, para luego volver a caer.

3. Victimismo

Después de que el autoengaño deja de funcionar, otro comportamiento de un adicto que aparece es el de la victimización. Aquí, el adicto ya está consiente de que tiene un problema, pero en vez de tratarse, se convierte en la víctima. Da excusas a los demás del porqué de su enfermedad. Si tuvo una vida difícil o si está pasando por un momento complicado. Culpa esas situaciones para justificar el consumo del alcohol o alguna droga.

4. Manipulación

Una vez que la victimización deja de funcionar, el adicto procede a manipular. Lo hace con sus más allegados, con sus familiares o amigos más cercanos. El adicto identifica las debilidades de sus seres queridos para saber cómo acercarse a ellos y que le permitan seguir consumiendo. La manipulación es un comportamiento de un adicto que lastima al núcleo familiar y vuelve la relación más complicada. 

5. Deseo irresistible por la droga

En este punto, el adicto está completamente sumido en su enfermedad. Es en lo único que piensa durante el día, buscando la manera de conseguir eso que busca. Aquí ya no le importa lo que tiene que hacer para poder probar de nuevo el alcohol o alguna droga. Deja de tener control sobre su mente y se vuelve una situación peligrosa para él y para toda su familia.  Es el comportamiento de un adicto más difícil de superar. 

¿Cómo ayudar?

Si percibes alguno de estos comportamientos de un adicto en ti mismo o en alguien que conozcas, no lo dudes y busca ayuda. La temprana ayuda es importante para intentar controlar la enfermedad a tiempo, antes de que esta te controle a ti. 

En Clínica La Esperanza tenemos todos los medios necesarios para ayudarte a través de tu enfermedad. 

Clínica La Esperanza brinda una atención personalizada y efectiva. Contáctanos o comunícate directamente a nuestra línea de atención las 24 horas al número (492) 180 9234.



Leave a Reply

4921809234