Skip to main content

Consumo, ¿qué clases existen?



Las clases de consumo se pueden ir midiendo con el grado y a frecuencia con la que una persona lo ingiere, y así se podrá conocer sus riesgos.

Dentro del abuso del alcohol, existen varias clases de consumo a los que una persona puede llegar. Cuando alguien comienza a ingerir bebidas alcohólicas, es importante saber controlarse, conocer los puntos a los que se pueden llegar al consumir en grandes y desmedidas cantidades de alcohol. 

Las diferentes clases que existen

  • Consumo de bajo riesgo:

Este es el nivel que se puede llegar a considerar de menor riesgo,  las consecuencias son las de menor alcance. En este nivel, el consumo no llega a ningún extremo, se mantiene en un aspecto saludable dentro de lo que cabe. 

  • Consumo intenso: 

Cada día se aumentan la cantidad de alcohol que se va ingiriendo, subiendo el riesgo también de generar una adicción. Es cuando se necesita el cuidado desde temprana edad. Cuidar que los niños no ingieran alcohol, ni las embarazadas o los conductores.

  • Consumo perjudicial o dependencia:

En esta clase, la persona ya presenta grandes problemas con el alcohol. Aquí ya se observa una adicción que afecta la salud de la persona. Este tipo se divide en dos clases:

  1. Consumo perjudicial: se presentan daños a la salud física y mental, lo que causa grandes consecuencias a la vida de la persona en general. 
  2. Consumo de dependencia: es cuando ya todos los aspectos de la persona giran en torno al uso de la sustancia o a beber alcohol. Su fisiología y la mentalidad van cambiando conforme el consumo aumenta.

Para poder identificar este tipo de consumo, es importante tener en cuenta los siguientes síntomas:

  • Si la persona tiene pensamientos e impulsos constantes de tomar bebidas alcohólicas.
  • Nula capacidad para controlar el deseo de consumo.
  • Se presenta el síndrome de abstinencia cuando deja las bebidas unos pocos días. 
  • Son cada vez más tolerantes al alcohol o cualquier otra sustancia, por lo que tiene que aumentar la dosis de este.
  • Dejan atrás las otras actividades que realizaban, ya sean las personales o de trabajo. 

Recibir ayuda

Es importante observar todo lo que nosotros y aquellos que nos rodean consumimos. Saber identificar los cambios de comportamiento cada que se ingiere alcohol o alguna otra sustancia. Tener cuidado con todo lo que entra en nuestro cuerpo y  los grados de peligro a los que nos exponemos.

La ayuda profesional es importante y necesaria cuando el abuso de alcohol comienza a afectar nuestra vida. En Clínica La Esperanza podrás encontrar toda la ayuda para controlar este tipo de situaciones, y salir adelante de las adicciones.

¿Quieres conocer más sobre el tema? Contacta a Clínica La Esperanza o llama directamente al número (492) 180 9234



¿Te fue útil este artículo?

0 / 5

Your page rank:

Leave a Reply

4921809234