Skip to main content

¿Que es la patología dual y cómo identificarlo?

¿En qué consiste?

patología

Cuando se habla de patología dual nos estamos refiriendo a la existencia simultánea de un trastorno mental y además, de un trastorno adictivo.

El pronóstico de la patología dual puede variar dependiendo de la adicción y de igual manera, del trastorno mental que pueda sufrir cada paciente.

¿Cómo identificarla?

síntomas

  • Descuido de la higiene personal.
  • Pérdida o exceso de apetito.
  • Respuestas inadecuadas a las exigencias de la vida diaria, y del mismo modo,  dar excesiva importancia ante situaciones de poca trascendencia o viceversa.
  • Somnolencia.
  • Hiperactividad.
  • Abandono de actividades de ocio y tiempo libre.
  • La intervención terapéutica obtiene escasos resultados.
  • Baja eficacia y cumplimiento de la toma de medicación.
  • Conductas poco coherentes
  • Cambios repentinos de comportamiento, que suelen apartarlas de su entorno más cercano.
  • Absentismo en el puesto de trabajo y problemas en las relaciones laborales.
  • Alteraciones oculares: irritación, cambios del tamaño de la pupila

Modelos de intervención

En la actualidad la intervención en patología dual se aborda desde tres modelos diferentes, según la forma en que actúan las redes de atención:

  • Secuencial

Se comienza a intervenir en un recurso (salud mental o adicción) y posteriormente se continúa en el otro. Este es el modelo que se ha usado con más frecuencia.

  • Paralelo

Es una intervención simultánea en el tiempo, en el que se asiste a dos recursos para trabajar por un lado las adicciones y por otro la salud mental.

  • Integrado

Se realiza una intervención unificada que tiene en cuenta las necesidades de la persona. Un solo equipo combina los elementos terapéuticos de ambas redes. Se plantea una atención integral, estructurado y prolongado en el tiempo. Si bien éste es el modelo más recomendable, está condicionado a las posibilidades que tenga cada recurso. La efectividad del tratamiento va a depender en gran medida del grado de coordinación que se pueda establecer entre ambas redes.

Tratamiento

  • Flexibilizar criterios de admisión en los dispositivos.
  • Crear protocolos de actuación y derivación a recursos, fortaleciendo la coordinación entre redes.
  • Involucrar a la familia y entorno de un modo activo y positivo en el proceso de intervención, siempre que sea posible y favorable.
  • Ofrecer apoyo y formación a familiares para que comprendan y ejecuten su rol de una forma eficaz.
  • Potenciar la sensibilidad de los diferentes perfiles profesionales a la hora de detectar e intervenir en estos casos.
  • Identificar un perfil profesional de referencia que ejerza la función de “gestor del caso”, facilitando la coordinación y seguimiento del mismo.
  • Favorecer la participación en la toma de decisiones de la persona con patología dual, para que sea más responsable de su propio proceso.

¿Aún tienes dudas sobre este tema? Contáctanos ahora para obtener más información acerca de nuestros tratamientos y traslados.

¿Te fue útil este artículo?

0 / 5

Your page rank:

Leave a Reply

4921809234