fbpx Skip to main content

Una Guía para la Recuperación

La adicción a sustancias y comportamientos destructivos es una lucha que muchas personas enfrentan en todo el mundo. Afortunadamente, existen programas de recuperación efectivos que ofrecen apoyo y orientación a aquellos que buscan superar sus adicciones. Uno de los programas de recuperación más conocidos y utilizados es el Programa de los 12 Pasos. En este artículo, exploraremos en qué consiste este programa, su historia, principios y cómo ha ayudado a millones de personas a encontrar la recuperación.

El Programa de los 12 Pasos es un enfoque basado en la abstinencia que se utiliza para tratar una amplia gama de adicciones, incluyendo la adicción a sustancias como el alcohol y las drogas, así como como el juego compulsivo o la adicción al sexo. De tal forma que, el programa se basa en un conjunto de principios y pasos que se enfocan en la espiritualidad, la aceptación y la toma de responsabilidad personal.

Origen del Programa 12 pasos

La historia del Programa de los 12 Pasos se remonta a los años 30 del siglo pasado. Fue creado por Alcoholics Anonymous (AA), una organización fundada por Bill Wilson y Bob Smith, dos hombres que lucharon contra su propia adicción al alcohol. La idea detrás del programa era proporcionar un enfoque holístico para la recuperación, que incluyera no solo la abstinencia de la sustancia adictiva, además cambios profundos en la forma de pensar y actuar del individuo.

¿Cuáles son los 12 pasos?

El Programa se basa en la creencia de que las adicciones son enfermedades del cuerpo, la mente y el espíritu. Proporciona una estructura para que los individuos admitan su impotencia frente a la adicción y encuentren un poder superior que los ayude a recuperarse. A continuación, se describen los 12 pasos del programa:

  1. Admitimos que éramos impotentes ante nuestra adicción, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.
  2. Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.
  3. Decidimos poner nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios, tal como nosotros lo concebimos.
  4. Hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.
  5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestras faltas.
  6. Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios eliminara todos estos defectos de carácter.
  7. Humildemente le pedimos que nos librara de nuestros defectos.
  8. Hicimos una lista de todas las personas a quienes habíamos perjudicado y estuvimos dispuestos a enmendar el mal que les habíamos causado.
  9. Enmendamos directamente a tales personas siempre que nos fuera posible, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.
  10. Continuamos haciendo un inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos.
  11. Buscamos, a través de la oración y la meditación, mejorar nuestro contacto consciente con Dios, tal como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.
  12. Finalmente, habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a los alcohólicos y practicar estos principios en todos nuestros asuntos.

Te ayudamos

a recuperar tu vida.

Comprueba el nivel de consumo que padeces con este breve test de adicciones

¿Quieres hablar? Uno de nuestros expertos en adicciones se comunicará contigo para orientarte y valorar tu situación sin costo.

Todos los martes un episodio nuevo en nuestro programa:

"Historias de superación y consejos para vencer las adicciones."

Visitar
¿En qué puedo ayudarte?
449 349 9671